Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos

Electrodomésticos con ojos y oídos que detectan nuestras emociones

0 Flares 0 Flares ×

El pasado mes se presentaron las últimas novedades en electrodomésticos en la Appliance and Electronics World Expo (AWE 2019) en Shanghái (China), una de las principales ferias a nivel global del sector.

Tras las muestras de las expectativas para el futuro, se prevé que la inteligencia artificial reinará en nuestras casas: aparatos capaces de reaccionar ante la detección de nuestras emociones. El pronóstico es “que todo esté conectado y se recolecte big data (inteligencia de datos) para que los aparatos sean cada vez más inteligentes”, ha informado Thomas Wang, director del departamento de marketing internacional de la feria.

Los aparatos mostrados en piezas cinematográficas de ciencia ficción podrían estar presentes en nuestro día a día en un futuro no muy lejano. Una nevera que mide tus constantes vitales, un sistema inteligente que escucha tu voz y adecúa la luz a tu estado de ánimo o un espejo con una cámara que sabe si estás triste son algunas de las funciones que podríamos ver en nuestros electrodomésticos próximamente, como informa 20 minutos.

Wang estima que podrían empezar a formar parte de nuestros hogares “en dos o tres años”, si bien lo presentado en la feria estará en el mercado “el mes que viene. De hecho, datos de Statista recogidos por Expansión, auguran que en 2023 un 10% de los electrodomésticos de nuestros hogares incorporarán inteligencia artificial.

El sistema de detección de emociones se realiza mediante dos formas: “ver tu cara y escuchar tu voz”. Así, tras la información recogida por el sistema de inteligencia artificial, el aparato reacciona y actúa con elementos como la luz, la temperatura o los sonidos, aunque también podría ser capaz de poner música relajante si detecta estrés o bajar la temperatura ante una discusión familiar.

Con los nuevos electrodomésticos no tendríamos que elegir el programa de la lavadora: mediante una cámara detectaría la ropa y decidiría el método de lavado adecuado a la misma, sin descuidar el cuidado del medio ambiente. Asimismo, los aires acondicionados podrían ajustar la temperatura en función de tus preferencias e, incluso, los frigoríficos elaborarían recetas mediante los alimentos de los que dispongamos.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Datos de contacto

Paseo de la Habana, 26 (Piso 2 oficina 1) – 28036 Madrid
T. 915 014 108 - F. 917 597 735 – M. fece@fece.org

Síguenos en las redes sociales