Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos

Frigorífico en modo Vacaciones

frigoríficovacaciones
0 Flares 0 Flares ×

A pesar de que el frigorífico es uno de los electrodomésticos de mayor consumo energético, la cada vez mayor eficiencia de este y la mayor dispersión vacacional hacen que cada vez resulte menos rentable desenchufarlo cuando nos vamos de vacaciones.

De las antiguas desconexiones estivales de un mes –tanto en lo vacacional como en lo que al frigorífico se refiere- hemos pasado a períodos más cortos distribuidos a lo largo del año y, consecuentemente, a que este electrodoméstico se encuentre permanentemente conectado a pesar de las ausencias de casa.

La razón es la ya comentada eficiencia energética y la gran cantidad de energía que hace falta para el frigorífico recupere su temperatura óptima, especialmente en esta época de altas temperaturas. Tan solo es recomendable vaciar el frigorífico de alimentos, desenchufarlo, limpiarlo y dejarlo abierto cuando se vaya a estar fuera más de tres semanas.

En caso contrario, existen dos opciones: dejarlo en su temperatura habitual con alimentos en su interior que no vayan a perecer en nuestra ausencia o vaciarlo y activar el modo Vacaciones, también conocido como Eco friendly, que permite ahorrar energía y, consecuentemente, reducir la factura eléctrica.

El modo Vacaciones, perfecto para cuando se va a estar fuera más de cinco días, mantiene la temperatura del frigorífico en torno a los 14-15º C, una temperatura superior a la óptima habitual, que suele oscilar entre los 4 y los 7º C, consiguiendo así un gran ahorro energético. Dicha temperatura afecta a la zona de refrigeración; la zona de congelación mantendrá su temperatura intacta.

Antes de activar el modo Vacaciones es preciso asegurarse de qué tipo de alimentos se dejan en el interior: no han de ser perecederos. Algunos modelos permiten programar este modo, desactivándolo en fecha escogida o realizando esta tarea de modo remoto desde nuestro teléfono móvil. En el resto ha de ser el usuario quien, a su vuelta, ha de restaurar la temperatura habitual.

Este modo también resulta útil cuando, por cualquier circunstancia, nuestro frigorífico no contiene alimentos perecederos y necesitamos reponerlos.

En todos los casos es preciso tener en cuenta que, tras desactivarlo, por seguridad alimentaria, no es recomendable introducir alimentos frescos hasta que el frigorífico no alcance la temperatura de refrigeración óptima.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Datos de contacto

Paseo de la Habana, 26 (Piso 2 oficina 1) – 28036 Madrid
T. 915 014 108 - F. 917 597 735 – M. fece@fece.org

Síguenos en las redes sociales